Lotus Elite



Hoy quiero dejar, lo que se podría considerar como el primer coche de carretera significativo de Lotus, sería el Lotus Elite, un cupé presentado en 1958, que alcanzaba los 185 Km/h, también se distinguía por ser el primer automóvil monocasco de fibra de vidrio en la historia del la automoción. EL automóvil resultante fue un cupé ligero y de un comportamiento era extraordinario, pero que resultaba terriblemente ruidoso.

Un corte del Lotus Elite


La empresa de Colin Chapman fabrico sus primeros coches por piezas en 1953. Inicialmente ofrecía a los aficionados a las carreras un chasis multitubular con una serie de motores, en su mayor parte unidades Ford de válvulas laterales. El Lotus Elite, o Lotus 14 según la denominación interna de la marca, hizo su aparición en el Salón del Automóvil de Londres, de 1957, tras un año de desarrollo, antes de salir a la venta. 


El Lotus Elite, lucía una carrocería cupé, con una aerodinámica avanzada, debido a un coeficiente de tan solo 0,29, incluso para los coches modernos. Este es un logro muy notable, teniendo en cuenta que no gozaban de del diseño CAD o de un túnel de viento. Los dibujos originales,  fueron obra de Peter Kirwan-Taylor, un amigo de Collin Chapman que trabajaba en la empresa como contable. Pero sería Frank Costin, hermano del Co-fundador de Cosworth, quien perfilaría las líneas definitivas del Lotus Elite.



La elegante carrocería Cupé diseñada por Peter Kirwan-Taylor

En el apartado mecánico, estaba equipado por un motor cuatro cilindros en línea de aluminio, del Coventry-Climax FWE con un solo árbol de levas. Su cilindrada era de 1216 cc., este pequeño motor ofrecía una potencia de 75 CV. Lo más curioso de  este motor se que derivaba de una motobomba de bomberos. Además equipaba frenos de disco Girling en las cuatro ruedas, una transmisión manual de cuatro velocidades. La suspensión era completamente independiente con triángulos y muelles helicoidales en la parte trasera y un denominado montante Chapman, en honor del fundador de Lotus, en la parte posterior. Debido a su innovadora construcción, el Lotus Elite carecía de un chasis convencional, así que solo pesaba 673 Kg, Su capacidad de aceleración, era impresionante para un motor de 1,2 litros de su época, ya que pasaba de 0-96 Km/h en poco más de 12 segundos. Un inconveniente del concepto del monocasco era que resultaba muy ruidos, aunque esto al menos al principio no afecto a sus ventas.


El motor Coventry-Climax de un Lotus Elite 

El Elite era estrictamente un automóvil de dos plazas y la rueda de repuesto iba ubicada  tras las plazas delanteras. Otra peculiaridad del este automóvil es que en las puertas, se disponía de uno huecos para guardar objetos, pero no se podían bajar las ventanas, ya que solo se podían quitar y guardar tras los asientos. Esto fue considerado una desventaja por los potenciales clientes, pero no por otros compradores amantes de los deportivos, que no le importaban este tipo de incomodidades.

La fabricación no empezó hasta diciembre de 1958. En junio de 1959, Lotus abandono sus viejas instalación del norte de Londres, para trasladarse a Cheshunt, Hertfordshire, donde Lotus,  había construido una nueva factoría más grande, de donde salieron la mayor parte de todos los Lotus producidos en su historia. Las primeras 250 unidades producidas, las hizo Maximar Mouldings de Pulborough, Sussex. La construcción de la carrocería, causo grandes contratiempos, hasta que la fabricación paso a realizarla, Bristol Aeroplane Company.



Seria para 1961, cuando comenzaría la producción del Lotus Elite Serie 2, la cual recibiría algunas mejoras, principalmente tenían que ver con la suspensión y un nuevo cambio y un nuevo cambio ZF de cinco velocidades. Originalmente, el Lotus Elite solo tenía un carburador, pero el Special Equipment, que también hizo su aparición en 1961, tenía un motor de 83 CV, un doble carburador SU y un nuevo sistema de escape. También existieron algunas versiones especiales, el Lotus Elite Súper 95, con un motor con relación aumentada y un nuevo árbol de levas. Además de las raras versiones Súper 105 y Súper 110, alimentada por carburadores Weber, creada para la competición. En su último año, el Lotus Elite pasó a estar disponible en forma de Kit. 



Su carrera deportiva, al igual que sus todos los Lotus, el Elite compitió en diversas competiciones, en las que destacan, en particular su éxito en Le Mans y en Nürburgring. Donde el Elite ganó su clase en seis ocasiones en las 24 horas de Le Mans. También Leo Geoghegan ganaría el Campeonato de GT Australiano en el año 1960, al volante de su Lotus Elite.

Un Lotus Elite de competición.

Entre sus pocos defectos, además de la ya comentada rumorosidad, también hay que sumar que todos los elementos de la transmisión estaban sometidos a un gran desgaste y requería frecuente un engrase de dichos elementos. Además hay que sumar los pobres control de calidad, y debido a su bajo precio, según algunas fuentes se decía que incluso se perdía dinero con cada unidad producida y tal vez el mayor error de todos, el de que ofrece el Elite como un kit, que era exactamente lo contrario de un estándar de calidad ideal, para un fabricante.



El Lotus Elite es un autentico clásico del que tan solo existen 1.030 unidades de las distintas variantes producidas a lo larga de  los 5 años que se mantuvo en producción. Esta pequeña tirada, lo convierte en un automóvil muy codiciada entre los aficionados. Colin Chapman, después del cese de la producción del Elite, no siguió con el innovador concepto iniciado con este, sino que su siguiente creación seria el Lotus Elan, que tenía un chasis independiente y era descapotable, algo imposible con la concepción del Elite.






- Un Cordial Saludo
      ID2007

No hay comentarios: